Honramos con pasión el suelo, la altura, Los Andes y la Luna.
Los lugares señalados, descubiertos por su identidad úmica, parcelas pequeñas dan a estos vinos personalidad, sofisticación, elegancia.
Este vino representa un modo poético de ver la vida.